12 sept. 2014

“FIND WHAT YOU LOVE AND LET IT KILL YOU”




Esa es la frase que Bukowski utilizó para transmitir la idea de que luchemos por nuestros sueños. Eso o que nuestros propios vicios y deseos sean tan fuertes que puedan con nosotros. Y aquí, en este punto justamente, me encuentro yo, intentando materializar los míos, a pesar de las adversidades que aparecen en el trayecto y de lo largo o duro que nos pueda parecer muchas veces.Partamos de la base de que hasta hoy ningún atajo ha llevado directamente al camino del éxito, no hay trucos, sólo constancia, dedicación, esfuerzo y trabajo duro.

   Quizá yo me haya tomado al pié de la letra eso de que mi pasión me mate porque desde que toda esta locura comenzó, mi corazón no va a un ritmo normal, al parecer le sucede lo mismo que al resto del cuerpo cuando intentaba coordinarse hace años en las clases de “aerobic”; es arrítmico. Pero bueno, dejemos que nuestras pasiones nos lleven donde quiera que sea…a la locura, a la felicidad, al estrés, a desear que el día tenga otras 10 horas más…Vamos a dejarnos llevar, porque LA VIDA, esa que es tan corta, a veces desagradecida sorprendiéndonos con una enfermedad o un fallecimiento cercano, no espera por nada ni por nadie, es una y va a velocidad de Ferrari. Además, nos exige no pasar por este mundo sin pena ni gloria y hacer que cuando ya no estemos aquí se nos recuerde por algo.
 Precisamente a esa parte es  donde yo quiero llegar. Ayer, tumbada sobre una cama de hospital, monitorizada por todas partes, saqué de mi bolso un par de revistas de moda y me puse a leerlas con total atención, ya que debía esperar unas dos horas a los resultados de los análisis…¡qué mejor que hacerlo entretenida! Algunas enfermeras me miraban con incredulidad y estoy segura de que alguna pensaría de mí que soy frívola, pero nada más lejos…creo que la vida te hace tan dura con los años que apenas nada te tambalea, supongo que no es agradable para nadie estar solo 5 horas en una sala de urgencias de un Hospital, pero la actitud positiva nunca se debe abandonar y ¡qué narices! ¿Por qué no voy a frivolizar con mi salud? Al fin y al cabo es mía y a nadie más le afecta…Y, desde luego, no podía irme de este mundo sin saber qué es lo que se va a llevar esta temporada!! jajaja. Pues eso, agarraros con fuerza a vuestras pasiones, grandes o pequeñas, absurdas o importantes, porque es lo que nos da fuerza para vivir, no vivir de cualquier manera, sino VIVIR FELICES, no  hace falta tener pareja, ni hijos,… no es requisito indispensable tener poder económico, solo tener una pasión y vivir por ella sin perder la ilusión. Y cuando la encontréis, os daréis cuenta de que todo lo demás ha cambiado de color,  cuando tú eres positivo al final se acaba contagiando y los problemas acaban por alejarse buscando a otra persona gris en la que instalarse.

Sé feliz y todo el mundo querrá ser feliz a tu lado. Gústate y gustarás a cuantos te rodeen. Quiérete y te querrán. Y cuando lo primero seas tú y el resto de la gente se dé cuenta de ello…todo lo demás llegará, o no...pero al menos no te importará. Esto funciona así, cada cosa a su tiempo.Nunca la casa se empezó por el tejado,construye sobre eso algo en lo que vivir el resto de tu vida y...tendrás al menos un motivo por el que hacerlo. Así que ánimo a los que están reparando su “casa” interior y están tratando de mejorar como personas poco a poco y día a día,  porque a partir de ahí todo lo que sucede sólo puede ser bueno y, aunque no lo sea, lo veremos con la mirada de la relatividad. Y en este largo camino…PACIENCIA, todas las cosas importantes llevaron un tiempo,a veces mucho más del que esperábamos.

   Y no escuches las voces que digan:”yo no lo veo, no va a resultar, vas a fracasar, ya hay mucha gente haciendo lo mismo, eso es una chorrada, seguro que no te va bien…”, yo diría que el ataque verbal de los demás es su miedo ante tus ideales y que un día se conviertan en éxito, hay personas que detrás de su aparente bondad no quieren verte triunfar, tienen miedo a que les superes y sentirse inferiores, lo que no saben es que sólo con su actitud ya demuestran serlo...Así que cuidado porque sus voces muchas veces suenan tan alto que no escuchamos nuestros propios pensamientos, aléjate de la mediocridad siempre que puedas, pues para volar hay que empezar asumiendo riesgos y, si ellos no quieren correr riesgos, quizá lo mejor sea que se resignen y sigan caminando…siempre. Y ya hay demasiadas personas caminando…ahora quiero volar lejos…¿Y tú?

   Con todo esto no quiero decir que mañana mismo os lancéis en paracaídas o arriesguéis toda vuestra economía a una carta…Las ilusiones pueden ser personajes peligrosos pues no tienen defectos, pero manteniendo los pies en la tierra,  NUNCA os olvidéis de vuestros sueños ni de lo que de verdad os hace soñar despiertos, elegid aquello que os apasiona y haced de ello algo extraordinario y cada vez que sintáis que estáis fracasando o que el resultado que esperabais no llega tan pronto como os gustaría… tened en cuenta que en la vida cada final es un nuevo comienzo y que lo bueno de cuando todo se derrumba es que lo podemos construir de nuevo con una base aún más firme. Así que afrontad el nuevo día pensando que será como nosotros lo dibujemos y que lo único que no podemos cambiar es el pasado, por mala que sea la situación en el presente,  nunca hemos sido tan experimentados y nunca volveremos a ser tan jóvenes como lo somos hoy. Y recuerda: en el corazón de todas las crisis se esconde una gran oportunidad, mira hacia adelante con cabeza alta y ojos de esperanza, camina o vuela…pero no te detengas.



Feliz fin de semana lleno de amor…., por supuesto, PROPIO.